Brownie de caramelo

¡Hola a todos! ¿Cómo va ese comienzo de semana? ¿muy duro? Pues ya sabéis, ¡a tomaros un descansito para leer el post de esta semana!, a ver si así mejora la cosa.

Esta semana os traigo una receta que no entra en la categoría de postres, si no mas bien en la de bombas calóricas que no hay por donde coger, y es que se trata ni mas ni menos que de un brownie de caramelo que hará que vuestros niveles de azúcar se disparen…¡pero merecerá la pena!

Los ingredientes que necesitaréis si queréis poner a prueba vuestro organismo son los siguientes:

Para el caramelo:

IMG_7927

  • 400 gr de azúcar (2 cups)
  • 170 gr de mantequilla (12 tablespoons)
  • 250 ml de nata para montar (1 cup)
  • 1 cucharadita de postre de sal (1 teaspoon)

Ponemos el azúcar a fuego medio, sin parar de moverlo con una varilla, hasta que se disuelva por completo y adquiera un tono dorado oscuro. Añadimos la mantequilla y movemos hasta que se derrita. Retiramos del fuego e incorporamos la nata, sin parar de batir. Por último añadimos la sal y dejamos enfriar. Según vaya enfriando irá espesando.

Reservamos el caramelo.

Para la masa del brownie:

IMG_7931

  • 250 gr de harina (2 cups)
  • 2 cucharaditas de levadura (2 teaspoons)
  • ½ cucharadita de sal (1/2 teaspoon)
  • 225 gr de mantequilla (1 cup)
  • 400 gr de azúcar moreno (2 cups)
  • 2 huevos
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla (2 teaspoons)
  • 125 ml de caramelo (1/2 cup)

Precalentamos el horno a 175ºC y preparamos un recipiente de aproximadamente 22x22cm, engrasándolo bien y cubriéndolo con papel antiadherente.

En un recipiente mezclamos la harina, la levadura y sal. Reservamos.

Mezclamos el azúcar junto con la mantequilla derretida.

IMG_7934 IMG_7940

Añadimos los huevos y el extracto de vainilla.

IMG_7942

Incorporamos la mezcla de harina con ayuda de una espátula.

IMG_7943

IMG_7946

Vertemos sobre el molde la mitad de la masa.

IMG_7948

A continuación cubrimos esta masa con el caramelo, y terminamos cubriendo el caramelo con la masa restante.

IMG_7951 IMG_7953

Horneamos durante aproximadamente 30 minutos.

IMG_7958

Tienen buena pinta ¿verdad?

IMG_7985 IMG_7990

Antes de despedirme os recuerdo que el próximo Sábado 5 de Abril estaré impartiendo un nuevo curso de galletas decoradas avanzadas en Cooking. Todavía quedan plazas disponibles así que si os interesa asistir podéis solicitar mas información a través de info@bakemania.es

IMG_7988

¡Que paséis buena semana!

Brownies de chocolate con dulce de leche

¿Qué tal va la semana? Ya no queda nada para que termine ¿eh? Y mientras esperamos el ansiado momento…¡Nueva receta! Brownies de chocolate con dulce de leche ¿quién se anima a probarla este finde?

Todo lo que necesitaréis es:

IMG_7612

  • 113 gr de mantequilla (8 tablespoons)
  • 170 gr de chocolate para postres (6 ounces)
  • 30 gr de cacao en polvo (1/4 cups)
  • 3 huevos grandes
  • 200 gr de azúcar (1 cup)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (1 teaspoon)
  • 125 gr de harina (1 cup)
  • 250 ml de dulce de leche (1 cup)

*NOTA: Cuando preparé la receta varié las cantidades porque necesitaba un súper brownie, por eso en la foto aparece mayor cantidad de ingredientes, pero la receta original es la que aparece arriba.

Lo primero que tenemos que hacer es precalentar el horno a 175ºC y preparar un molde untándolo bien de mantequilla y cubriéndolo con papel antiadherente.

A continuación derretimos en el microondas la mantequilla junto con el chocolate.

IMG_7616 IMG_7621

Añadimos los huevos.

IMG_7623

Incorporamos también el cacao.

IMG_7624

Añadimos el azúcar y el extracto de vainilla.

IMG_7626

Por último incorporamos la harina.

IMG_7627 IMG_7628

A continuación vertemos la masa sobre nuestro molde preparado.

Repartimos el dulce de leche “a cucharadas” sobre la superficie de la masa.

IMG_7619 IMG_7630

Con ayuda de un cuchillo creamos un efecto marmolado.

IMG_7631

Horneamos el brownie durante 35-40 minutos.

IMG_7641

Y luego…¡a disfrutar de unos brownies espectaculares!

IMG_7645 IMG_7648

Antes de despedirme os dejo el calendario de todas las clase que impartiré en Cooking hasta Mayo. ¡Espero veros por ahí!

Cursos Bakemania

Congo Bars

De vez en cuando descubro una receta nueva y al probarla me pregunto: ¿Cómo es posible que haya sobrevivido 22 años sumida en la ignorancia sin tan siquiera ser consciente de la existencia de semejante delicia?

Esa es exactamente la reacción que tuve al probar estas Congo Bars, o lo que es lo mismo, el cruce culinario entre una galleta y un brownie. Suena bien, ¿verdad?
En un solo bocado obtienes lo mejor de ambos clásicos: el sabor inconfundible de una chocolate chip cookie, con la textura característica del brownie.

Además, en plena Semana Santa, cuando muchos de nosotros pasamos unos días fuera de nuestra casa, lejos de todos los cachivaches de cocina, es una receta sencillísima de hacer, para la que no necesitaréis nada mas que un recipiente grande, una varilla y cualquier molde, Pyrex o recipiente similar.

Los ingredientes que necesitaremos son

345 gr de harina

2 ½ cucharaditas de levadura

½ cucharadita de sal

150 gr de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente

450 gr de azúcar moreno

3 huevos

1 cucharadita de extracto de vainilla

350 gr de chips de chocolate

Precalentamos el horno a 175ºC y preparamos un molde, engrasándolo bien.

En un cuenco tamizamos y mezclamos la harina, la sal y la levadura. Reservamos.

En otro recipiente, mezclamos el azúcar junto con la mantequilla, hasta que ésta quede completamente incorporada.

Añadimos los huevos, de uno en uno, mezclando bien tras cada incorporación.

Añadimos la vainilla y los chips de chocolate.

Por último, incorporamos la mezcla de harina.

El resultado será una masa bastante espesa, mas densa que la del brownie y similar a la de las galletas.

Vertemos la masa en nuestro molde y con ayuda de una espátula la repartimos bien, aplanando la superficie tanto como nos sea posible.

Horneamos durante unos 30 minutos aproximadamente.

Es muy importante no pasarnos con el tiempo del horneado, o acabaremos con una galleta inmensa en nuestro poder. Será una galleta deliciosa, eso seguro, pero no es el objetivo de esta receta.

Una vez en su punto, retiramos del horno y dejamos enfriar en el molde. Por último, desmoldamos y cortamos en cuadraditos, al igual que haríamos con un brownie.

Fácil, ¿verdad? Como veréis no tiene ningún misterio, y el resultado…¡Mmmm!

Espero que paséis una muy buena Semana Santa y disfrutéis de los días de descanso. Y si es con un trocito de Congo Bar cerca, mucho mejor.

¡Deja que Bakemania lo haga por tí!

Visita www.bakemania.es para hacer tu pedido.

¡Sigue a Bakemania en Facebook!

Brownies de crema de cacahuete & chocolate. ¡Mmmm!

¿Existe acaso alguna combinación de sabores mejor que la del chocolate con la crema de cacahuete? Lo dudo. Pero para prueba, un botón. O en este caso, un brownie.

¿su principal atractivo? Una base extra-esponjosa con un toque saladito que complementa a la perfección al ganache de chocolate que la cubre.

Es la receta perfecta cuando nos sobra un poco de mantequilla de cacahuete de alguna otra receta y ya estamos hartos de ver el bote dando vueltas por la cocina.

Todo lo que necesitaremos para el brownie será

2 sticks de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente

1 ¾ cups de azúcar

1 cup de mantequilla de cacahuete

2 huevos grandes y una yema más.

2 teaspoons de extracto de vainilla

2 cups de harina

1 ½ cups de chips de chocolate

½ teapsoon de sal

Para empezar, precalentamos el horno a 170ºC y engrasamos una bandeja de brownies.

Batimos la mantequilla y el azúcar con un mixer eléctrico, hasta obtener una mezcla muy cremosa.

Añadimos la mantequilla de cacahuete y continuamos batiendo.

Incorporamos los huevos y la yema, además del extracto de vainilla. Batimos unos segundos mas y a continuación añadimos la harina. Mezclamos hasta que todos los ingredientes hayan quedado incorporados.

Por último, añadimos las chips de chocolate, y mezclamos ayudándonos de una espátula.

A continuación, cubrimos la superficie de nuestra bandeja con la masa. Será necesario ayudarse de una espátula para esparcir bien la masa ya que es bastante espesa, parecida a la de una galleta.

Horneamos nuestro brownie durante unos 30 minutos.

Un vez pasado éste tiempo, lo dejamos reposar hasta que haya enfriado por completo.

Para hacer la ganache de chocolate necesitaremos

1 ½ cups de chips de chocolate (o chocolate normal de cocinar)

½ cup de nata para postres

1 tablespoon de mantequilla sin sal

Ponemos a hervir la nata e incorporamos el chocolate y la mantequilla. Mezclamos bien hasta que quede todo bien incorporado, y a continuación cubrimos la superficie del brownie con el chocolate.

Lo dejamos enfriar en la nevera hasta que la capa de chocolate se haya asentado bien.

Antes de servirlos es importante que hayan estado al menos un par de horas a temperatura ambiente o el brownie quedará demasiado duro.

Ésta se ha convertido en una de mis recetas de brownie favoritas, y si os gusta la crema de cacahuete os recomiendo que lo probéis pronto. ¡Os encantará!

Brownies de chocolate salados

¡No sólo  de cupcakes vive el hombre! Hoy tocaba variar, y la receta elegida ha sido una que no me podía quitar de la cabeza desde hace meses: Brownies de chocolate con un toque de sal. Hechos con especial cariño para mi hermana y mi cuñado que ya están en su casita con Baby Francisco.

A los que os gusta la combinación dulce-salado, estos brownies os van a volver locos. El toque salado hace que el sabor del chocolate se multiplique, y el resultado…¡Para chuparse los dedos!

Además, si siempre digo que todas las recetas son fáciles, esta es extra-fácil, y no tienes que usar nada mas que un bol grande, unas varillas, y el molde para el horno, así que prácticamente no hay cacharros que limpiar. Ese es uno de los motivos por los que adoro hacer brownies. No tardas nada en hacerlo, los puedes preparar en cualquier momento, normalmente tienes todos los ingredientes en casa, y están deliciosos en todas sus variedades. ¡Son todo ventajas!.

Los ingredientes que necesitarás para el mejor-brownie-que-jamás-hayas-probado son,

170 gr. Mantequilla sin sal.

57 gr. Chocolate duro (es decir, la tableta de chocolate negro de cobertura de toda la vida).

¼ cup y 2 tablespoons de cacao en polvo, tipo Valor.

2 cups de azúcar granulada.

3 huevos grandes.

1 ½ teaspoon de extracto de vainilla.

1 cup de harina

½ teaspoon de sal. (A mi me ha parecido poca sal y he terminado echando varios pellizcos mas. Diría que como poco, echar una teaspoon entera de sal)

Como siempre, precalentamos el horno a unos 170ºC.

En un bol grande, ponemos la mantequilla y el chocolate duro,

y lo metemos en el microondas hasta que se derrita. Tener cuidado de que no se queme el chocolate, lo mejor es cada 40 segundos o así, sacarlo para remover un poco con las varillas, y volverlo a meter al micro.

Cuando esté completamente derretido, añadimos el cacao en polvo (yo lo tamizo, porque tengo cierta manía inexplicable con tamizar absolutamente todo lo “tamizable”) y batimos bien.

Añadimos el azúcar y hacemos lo mismo.

Repetimos con los huevos, la vainilla, la sal,  y la harina tamizada, asegurándonos de batir bien después de cada incorporación.

Una vez esté la masa lista, la vertimos sobre un molde que habremos cubierto de mantequilla previamente.

Lo metemos en el horno. La receta original estima que ha de hornearse durante 30 minutos, pero yo lo he tenido 40-45, porque al meter el palito a los treinta minutos estaba demasiado líquido. Si bien es verdad que, a diferencia de los cupcakes, el palito que insertemos en los brownies nunca debe salir completamente seco, ya que una de las señas de identidad de un brownie es su textura blanda y gooey (“pegajosa”, por falta de una palabra más apropiada).

El tiempo de horneado depende del tamaño de la fuente que estés usando. La mía era mediana tirando a pequeña, por lo que ha quedado mas gordito y ha necesitado unos minutos más de horno.

En cualquier caso lo mejor es estar pendiente y una vez pasados los 35 minutos comprobar si necesitas o no mas tiempo.

Una vez fuera del horno, los he decorado con escamas de sal, para potenciar todavía mas su sabor.

Hay que dejarlos reposar a temperatura ambiente una hora, y una vez fríos, meter en la nevera hasta que queden firmes. Para servirlos, han de estar de nuevo a temperatura ambiente. El mejor momento para cortarlos es después de transcurrido el tiempo que han de estar en la nevera. Nunca deben cortarse recién salidos del horno, ya que al no ser una masa firme, perderán su forma por completo.

(*Podéis encontrar la receta original en inglés en Bake or Break)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.401 seguidores

%d personas les gusta esto: