Otras recetas

“Slab Pie” de fresas

Seguramente os preguntaréis de qué estoy hablando. Ni siquiera yo sabía de la existencia de las Slab Pies hasta que comenzó mi recientemente desarrollada obsesión por las pies, porque una Slab Pie no es mas que una pie rectangular, una especie de Pop Tart a lo grande. Y, ¿qué es una Pop Tart? Es una mini-tarta plana, rectangular, y pre-horneada, de la marca Kellogg’s, que contiene un relleno dulce sellado entre dos láminas de masa. Son toda una institución en E.E.U.U y existe una inmensa variedad de rellenos, desde frutas, hasta chocolate o canela. Se toman calientes, y no hay mas que meterlos en la tostadora antes de degustarlos.

Ni que decir tiene que la Slab Pie que os traigo hoy supera con creces a cualquier Pop Tart, pero así os hacéis una idea.

Esta Slab Pie está inspirada en una receta de Smitten Kitchen, que podéis encontrar aquí.

Antes de nada, tenemos que hacer la masa. Podemos hacerla hasta con una semana de antelación, y guardarla en la nevera bien envuelta en papel film. En el congelador, dura en torno a tres meses, incluso mas.

La receta infalible que siempre uso para masas de pie es la siguiente (*En esta ocasión necesitaremos hacer receta y media. Para ahorrarme cálculos desconcertantes suelo hacer directamente dos masas completas, y guardo la mitad de una en el congelador para hacer mini pies, como las que hice al final de este posten cualquier momento.)

  • 310 gr de harina
  • 1 cucharada sopera de azúcar
  • 1 cucharadita de postre de sal
  • 225 gr de mantequilla sin sal, cortada en cubitos de 1 cm aprox. y muy fría.

En un recipiente grande mezclamos la harina, la sal y el azúcar.

Añadimos la mantequilla y la incorporamos con ayuda de un pastry blender (¿alguien sabe como se llama en español? Es esto)

Añadimos ½ cup de agua helada, y seguimos trabajando la masa con el artilugio sin nombre. A continuación añadimos otro ¼ cup de agua helada, y terminamos de darle forma de bola con las manos. (os recuerdo que estas cantidades corresponden a una masa, necesitaréis una y media)

Debemos refrigerar la masa al menos durante una hora antes de usarla.

Podéis consultar el post de hace un par de semanas, el de Pie de moras, para ver mas fotos del proceso de elaboración de la masa, además de mas detalles sobre el paso a paso. También os recomiendo que visitéis este tutorial de Smitten Kitchen sobre masas de pies. Tiene infinidad de fotos que sin duda os ayudarán. Está en inglés, pero prometo que la próxima vez que haga la masa haré mas fotos para poder publicar un tutorial similar.

Para el relleno necesitaréis

  • 900 gr (aprox.) de fresas, troceadas
  • 250 gr de azúcar
  • 30 gr de maicena
  • el zumo de medio limón
  • un pellizco generoso de sal
  • un par de cucharadas de nata líquida para postres (para pintar la masa antes de hornearla)

Precalentamos el horno a 190ºC.

Empezamos troceamos las fresas.

En un recipiente grande combinamos las fresas, azúcar, maicena, zumo de limón, y sal.

Mezclamos para que quede todo bien incorporado y reservamos.

En una superficie previamente enharinada, y con la ayuda de un rodillo, damos forma rectangular, del tamaño del recipiente que vayamos a usar, a la mitad de la masa.

La colocamos sobre el molde, ajustándola a las esquinas y dejando que los bordes cuelguen ligeramente por el filo.

Vertemos el relleno sobre esta primera mitad de la masa, cubriendo toda la superficie.

A continuación, repetimos el proceso de darle forma a la segunda mitad de la masa, y cubrimos la fruta, sellando ambas capas con ayuda de un tenedor o de unos “pellizquitos”.

Con un tenedor, hacemos marcas a lo largo de toda la superficie de la masa, para que respire una vez esté en el horno. Por último, y con ayuda de un pincel, cubrimos la superficie con un poco de nata líquida.

Horneamos durante 40-55 minutos, hasta que la masa haya adquirido un tono dorado y veamos que el relleno esta burbujeando.

Dejamos enfriar durante otros 45 minutos sobre una rejilla. Se puede servir templado, aunque a mi personalmente me gusta tomarlo una vez haya enfriado por completo, y acompañado de una bolita de helado de vainilla…¡Mmmm!

Por ahora, esta se ha convertido en mi pie favorita, sin ninguna duda. ¡Está de muerte!

¡Deja que Bakemania lo haga por tí!

Visita www.bakemania.es para hacer tu pedido.

¡Sigue a Bakemania en Facebook!

6 Comentarios

  • Reply
    Mireia
    abril 17, 2012 at 12:21 am

    Me estás dando muchisimas ganas de hacerla ya!! Y me has devuelto a los 16 años brevemente y a mi etapa en eeuu con tu mencion a los pop tarts!!

  • Reply
    Malú
    abril 17, 2012 at 2:32 pm

    Me parece una receta fantástica!! Te ha quedado de primera. Con tu permiso la dejo entre mis pendientes. Besoss!!

  • Reply
    vazviso
    abril 17, 2012 at 11:22 pm

    Creo que se me han quedado los ojos pegados a la pantalla, si aparecen en tu cocina me los reenvías please. Besos

  • Reply
    Habana
    abril 23, 2012 at 12:24 pm

    Creo q el pastry blender se conoce como estribo, por la forma que tiene, no es traducción literal. Gracias por compartir tus recetas y fotos. Bsos

  • Reply
    pie de fresas (thermomix) | por favor uno de vainilla
    abril 11, 2013 at 12:20 pm

    […] pie de fresas está inspirado en una receta de Bakemania que podeis encontrar aquí he reducido las cantidades y la he adaptado para la […]

  • Reply
    Rebe
    marzo 20, 2014 at 8:47 pm

    Y el pastry blender se llama estribo

  • Deja un comentario

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies